Cocinar con niños impulsa una alimentación saludable

- 5/26/2017

Con el fin de promover una adecuada alimentación y calidad de vida, Herbalife del Ecuador, compañía global especializada en nutrición, presenta los beneficios de cocinar con niños para impulsar un estilo de vida saludable desde temprana edad. De acuerdo con Susan Bowerman, Directora de Nutrición y Capacitación de Herbalife, el realizar esta actividad con niños permitirá que en un futuro puedan seleccionar de mejor manera sus alimentos.

“Cocinar es una actividad creativa y divertida que estimula todos los sentidos, es por eso que se convierte en un momento único para pasar en familia y a través del cual se puede explicar a los menores qué alimentos son los más nutritivos. Con esto los niños crearán mejores hábitos alimenticios”, explica la especialista de Herbalife. 

En las últimas décadas, la tasa de obesidad y sobrepeso a nivel mundial ha incrementado dramáticamente. En Ecuador, según cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición ENSANUT-ECU, realizada entre el 2011 y 2013, tres de cada diez niños en edad escolar padecen de sobrepeso u obesidad. De acuerdo con Susan Bowerman, esto es reflejo, por una parte, de una dieta que incluye demasiadas calorías y alimentos que carecen de los nutrientes necesarios, y pocas verduras, frutas, granos enteros y calcio.

El comer fuera de casa es un factor que contribuye al problema. Los alimentos que se consumen en la calle tienen más calorías, grasas y grasa saturada, y proveen menos calcio y fibra que las comidas preparadas en casa. Por otro lado, el comer más comidas caseras está asociado con un consumo mayor de frutas, verduras y productos lácteos, con menos grasa y calorías.

Los beneficios de cocinar con niños

● Cocinar en casa y comer juntos ayuda a los niños a desarrollar una apreciación por los alimentos saludables. Cuando los padres son un buen modelo a seguir consumiendo alimentos saludables, los niños desarrollan una apreciación similar por las comidas saludables. Y, el apoyo que reciben en casa ayuda a reforzar estos comportamientos saludables.

● Los niños disfrutan comer lo que ellos preparan. Cuando los niños son incluidos a la hora de seleccionar los ingredientes y al preparar las comidas, son más propensos a probar sus creaciones.

● Aunque los niños decidan no comer lo que prepararon, la experiencia de cocinar los ayudará a ser más abiertos a la hora de probar comidas nuevas.

● Los niños desarrollan un sentimiento de orgullo e independencia al cocinar. A los menores de edad les encanta decir, “yo lo preparé”. Cuando ellos pueden preparar algo por sí solos, sin importar cuán simple sea, y lo sirven a su familia, les crea un sentimiento de orgullo e independencia. Se debe ayudar a los hijos guiándolos a crear recetas apropiadas para su edad.

● Cocinar es una actividad creativa. Una vez que los niños adquieran las habilidades básicas y aprendan a seguir recetas, se los puede incentivar a ser creativos. Pueden comenzar con una receta simple, por ejemplo un batido de leche, y permitirles experimentar agregándole frutas, verduras, especias o extractos. Una vez que tengan su propia receta, muchos niños gustan crear un archivo de recetas.

● El cocinar en familia puede ser divertido y crea tiempo de calidad. Compartir momentos juntos en la cocina puede ser divertido y relajante, tanto para los niños como para los adultos. Muchos niños no necesitan tanto para convencerlos que se sumen a cocinar en casa, entonces es importante utilizar este tiempo para disfrutar de la compañía de cada uno y conversar sobre cuán deliciosa y saludable es la comida que están preparando.
Publicidad
This Newest Prev Post
 

Start typing and press Enter to search