9 cosas que debes hacer antes de llegar a los 30.


Mujer 30 años

Hace un suspiro que tuve mi cumpleaños número 30, y lo recuerdo con gran claridad como el mejor de mi vida. Seguro, cuando era chica me daban más regalos, y en la adolescencia me tomé más tragos, pero los 30 llegaron con un claro mensaje “soy lo suficientemente joven para hacer locuras y lo suficientemente madura para no arriesgarme al hacerlas”. Para nada me creo la sensei de las treintañeras, pero si creo que esta lista de 9 cosas que hacer antes de llegar al tercer piso está “en su punto”, como diría el cocinero.

-Vete de tu casa: No se vale quedarse temporalmente donde tu mejor amiga porque tuviste un pleito con tus papás, sino realmente tomar la decisión de dejar la comida casera que prepara mami todo el día, pagar nuestra propia renta y ver de qué es que estamos hechas… Y de paso lo mucho que podemos gozar siendo libres.

-Emborráchate: Nadie dice que te vuelvas una alcohólica, ni que cojas la bebedera de costumbre, pero te lo aseguro de las mejores memorias que tendrás de tu seudo adultez estarán atados a una buena borrachera que te llevó a vivir toda una aventura.

-Viaja: Aquí es donde es importante no andar de borracha cada fin de semana gastándote el sueldo de recién graduada de la universidad. Ahorra y viaja. ningún lugar está fuera de posibilidad, aunque te cueste un poco llegar a él. Acepta la invitación a viajar (si, a donde sea) de familiares y amigos. Es la mejor escuela que tendrás jamás.

-Enamórate: Tal vez el dichoso no sea el amor de tu vida, pero deja que tu corazón se llene de amor, sin importarlo. Así rompas un corazón o termines con el tuyo apaleado, no hay una experiencia mejor a la de dejarse llenar por un sentimiento cuyo único deseo es ver absolutamente feliz a alguien más.

-Aprende a cocinar: Tal vez no llegues a estar encargada de la cena navideña estilo abuelita (por lo menos no aún) pero si vas a viajar, vivir sola, invitar amigas y casarte algún día te convendrá saber como hacer básicamente arroz y huevos.

-Haz lo que quieras: Cuando niñas pasaste mucho tiempo haciéndole casos a tus papis, cuando adolescente seguiste a tu grupo de amigotes e hiciste muchas tonterías que realmente no querías hacer. Si ya pasaste de los 20, es hora de pensar en algo (o un par de cosas) que realmente quieras hacer, y hacerla. Deja de lado el miedo y simplemente canta, baila, toma un curso de fotografía, comienza tu propio blog. Haz aquello que te nazca de la tripa.

-Fracasa: Si te arriesgas a seguir tu llamado interno, seguramente te enfrentarás a situaciones de fracaso. Caerte te enseña, te hace fuerte, te hace revisar tu perspectiva y te hace perseverante. Después de la comida, asegúrate de levantarte, sacudirte el polvo y seguir para adelante.

-Aprende otro idioma: Si tu fuerte es el español, aprópiate del inglés de tus vecinos, si te va mejor con el inglés, pídele a la abuelita ayuda con tu español. Si creciste bilingüe, ¡ve por el tercer idioma! Te lo agradecerán tus hijos, tu empleador futuro, tu bolsillo y tu propia autoestima.

-Sonríe: A veces está bien olvidar las reglas, incluso este listado, y hacer aquello que te nazca del alma y que ante todo te haga profundamente feliz.

Disqus Comments